Hoy vengo con una pequeña y muy breve reflexión de una viñeta que me ha hecho gracia pero que guarda una gran verdad, a mi parecer.

En ella se ve como el conocimiento que se pide (al menos en matemáticas) se rebaja a lo largo del tiempo facilitando la solución al alumnado, haciéndolo así más inepto, menos listo y lo peor de todo que no piense en cómo resolverlo.

Esto se podría aplicar a todas las materias. Con el paso del tiempo, el cambio de los gobiernos con sus respectivos cambios educativos ha conseguido una sociedad más atrasada eliminando la conciencia crítica y resolutiva en base a que sea todo más fácil, más rápido e inmediato.
Esto plantea varias cuestiones, ¿es intencionado por los políticos y sus gobiernos?, ¿de quién es la culpa?, ¿cómo serán los profesores en unas décadas si hoy tienen un aprendizaje como se refleja en la viñeta?

LOECE, LODE, LOGSE, LOCE, LOE, LOMCE y seguirán, a cada cual peor.

Por fortuna o desgracia yo soy LOGSE, y no guardo buenos recuerdos ya que me obligaron a exiliarme de los estudios en un momento dado para poder aprender de verdad por mi cuenta y tener el gusto por las cosas. Hacen de las ciencias aburridas y repetitivas, de las sociales lentas y con tantas fechas, respecto a la lectura, libros impuestos dando a entender que son esos y no otros los que hay que leer haciendo en la mayoría de los casos que el alumno de aburra y pierda el interés de la lectura, profesorado sin vocación (muchos, no todos ojo) pero obligados en su mayoría a ceñirse a un guion educativo donde hay que enseñar sota , caballo y rey

¿Puede ser culpa de los profesores por aceptar estas condiciones?, puede que sí, pero yo creo que es más un problema de la sociedad en sí, que prefiere no elegir a unos gobernantes que se preocupen por el conocimiento de la sociedad (incluyo todo el espectro político, todos son iguales), es mejor irse de cañas o ver un deporte que ponerse a leer y pensar y tras mucho tiempo, actuar. Al fin y al cabo esos mismos políticos que la gente vota, son ciudadanos que en su día cayeron en la trampa de ser unos ineptos creados por otros políticos anteriores…

Precisamente por eso, empecemos por no votarles, puede que así, desde fuera, se empiece a cambiar las cosas.

Comparte: